La Disposición Adicional Décima de la Ley 20/2015 de 14 de julio, de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras, establece que los peritos de seguros “deberán tener conocimiento técnico suficiente de la legislación sobre contrato de seguro y, si se trata de profesiones reguladas, estar en posesión de titulación en la materia sobre la que se debe dictaminar, con el alcance que se establezca reglamentariamente”.

Asimismo, la Disposición adicional undécima de su Reglamento (ROSSEAR, R.D. 1060/2015, de 20 de noviembre), establece que los profesionales que intervengan en el procedimiento de tasación pericial contradictoria “deberán tener conocimiento suficiente de la técnica de la pericia aseguradora”.